De Oslo con amor

La low cost Norwegian pidió que la ANAC modifique los reglamentos. Quieren pilotos extranjeros, aviones matriculados en el exterior y tarifas sin piso

La prometida expansión comercial que intenta Norwegian en nuestro país, tiene un capítulo muy distinto – y polémico- cuando de radicar la empresa se trata. Sucede que ante la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC), la empresa noruega presentó algunos papeles en los que reclama ciertos cambios reglamentarios, varios de los cuales hace tiempo plantean las empresas aéreas privadas a las que les ha tocado competir con Aerolíneas Argentinas.

Una empresa de bajo costo como Norwegian se maneja con una gran amplitud de precios en sus pasajes. Por ahora, en la Argentina no hay precios máximos pero sí mínimos. Nadie puede hacer ofertas por debajo del piso tarifario. El Gobierno ya le dijo que desregularlo sería dinamitar el golpeado mercado de los ómnibus de larga distancia.

Pero sin duda hubo dos pedidos que dividieron las aguas en el Gobierno. Los noruegos pidieron volar con tripulación extranjera desde y en la Argentina, y poder tener aeronaves matriculadas en el exterior. Más allá de que en un principio la empresa logró un compromiso para hacerlo, poco tiempo después los funcionarios argentinos revieron aquella promesa.

Semejante libertad empresaria podría llevar a una enorme crisis en el transporte en caso de que el mercado sufra una contracción. Justamente, la necesidad de instalar una empresa en el país y matricular aviones localmente para poder operar en cabotaje le da cierta estabilidad y conectividad al mercado. De otra manera, ante un mercado que se resiente, la empresa puede llevar sus aviones a otro país inmediatamente, sin más trámites que un vuelo. Además, la radicación con una bandera de conveniencia genera que haya impuestos que la empresa no tributa en el país, y lo que es más grave, se podrían contratar trabajadores de otro país. Los noruegos deberán radicar aviones en la Argentina.

Esta semana están agendadas reuniones con los gremios. Los mecánicos se juntarán estos días con los ejecutivos noruegos. Los sindicatos, por ahora, no pueden tomar medidas de fuerza con una empresa que no vuela. Por eso, las quejas con las nuevas líneas aéreas se manifestarán en Aerolíneas Argentinas. Casualmente, esta dura negociación empieza casi en el inicio de la temporada alta de invierno. El escenario de la disputa serán las empresas que vuelan, y los afectados, los usuarios que tengan su ticket en la mano.

 

Fuente: La Nación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.