Diagnóstico de la Cepal

Por Javier Lewkowicz – La Cepal espera que este año se recupere el salario real y que ello tenga un impacto positivo en la economía argentina. La secretaria ejecutiva del organismo, Alicia Bárcena, manifestó su preocupación por el crecimiento del desempleo aunque avaló el rumbo económico del gobierno de Mauricio Macri. Destacó el impacto fiscal del blanqueo y la “regularización del mercado cambiario”, en relación a la megadevaluación de diciembre de 2015 que recortó poder adquisitivo a los ingresos de los trabajadores. En cambio, planteó su preocupación por las perspectivas económicas de Brasil.

Bárcena recibió a PáginaI12 junto a otros medios en la Universidad Torcuato Di Tella (UTDT), en donde ofreció una conferencia magistral sobre los “desafíos de la implementación de la Agenda 2030 para el desarrollo sostenible”. Bárcena asumió como Secretaria Ejecutiva de la Cepal, organismo que depende de Naciones Unidas, en julio de 2008. También participó del Foro Económico Mundial que promocionó el Gobierno como forma de posicionarse ante los inversores externos. “Uno de los ejes que estamos planteando es contar con una política fiscal más redistributiva, de modo que cuando la economía crece el excedente no se concentre en las ganancias del capital”, dijo Bárcena. “Entre los objetivos concretos está la eliminación de la pobreza extrema”, agregó. La funcionaria destacó la recaudación impositiva derivada del blanqueo del gobierno nacional e incluso instó a otros países a que sigan el ejemplo.

La cercanía de la Cepal con el gobierno argentino no es novedosa: durante el kirchnerismo casi siempre se mostró en sintonía. De hecho, Bárcena ayer también destacó que la gestión anterior aprovechó el ciclo de buenos precios de los commodities a partir de la “implementación de programas educativos y laborales que fueron acertados”.

Este diario le consultó a Bárcena sobre la política económica del gobierno de Macri. En primer lugar, la titular de la Cepal destacó la “regularización del mercado cambiario”. “La medida fue pragmática y le permite al país participar en los mercados internacionales, era algo que era necesario resolver”, indicó. No hizo referencia a la transferencia de ingresos que esa medida implicó desde el salario hacia el capital.

Bárcena también consideró que “el Gobierno tiene el compromiso de apuntalar el gasto social, que ya es una política de Estado”. En relación a la política de endeudamiento de Cambiemos, dijo que “la deuda es sostenible si se mantiene en un nivel inferior al 35 por ciento del PIB. En el caso argentino, el año pasado el endeudamiento pasó del 17 al 21 por ciento. Lo importante es qué se hace con los ingresos derivados de la deuda. Parece haber un interés de apuntalar la inversión pública”.

La titular de la Cepal también se refirió a la situación de Venezuela. Ponderó que “aprovechó las épocas de bonanza para aplicar programas sociales muy profundos” y consideró que el gran problema de esa economía es la caída del precio del petróleo.

 

Fuente: Página 12

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.