El 74 % de los rosarinos piensa que estamos peor que hace un año

La encuesta la realizaron el Sindicato Argentinos de Docentes Particulares -Sadop- y el Centro de Mediciones Sobre Opinión Pública -Cemop- Además el dato más preocupante es que la esperanza de que la situación mejore se va diluyendo y el pesimismo crece, según la medición

Según una encuesta realizada por el Sindicato de Docentes Particulares (Sadop) de Rosario y un centro de estudios de opinión pública local, el grueso de los rosarinos se encuentra peor económicamente que hace un año. El dato más saliente tiene que ver con las  expectativas. Y es que la esperanza de que la situación mejore se va diluyendo y el pesimismo crece.

El relevamiento fue realizado en conjunto por el Centro de Mediciones Sobre Opinión Pública (Cemop) y el gremio que nuclea a los docentes privados de la ciudad. En total, se entrevistó en el territorio a 392 rosarinos mayores de 16 años entre el primero y cuatro de marzo.

En torno de la situación económica, el informe indagó en tres aspectos: la realidad personal del encuestado en relación con el mismo día del año anterior, la percepción sobre la escenario que exhibe el país y la proyección sobre cómo se piensa que será el año próximo.

Lo cierto es que los resultados fueron contundentes. Y es que sólo el 5% de los encuestados dijo estar “mejor” o “mucho mejor” que un año atrás. Mientras que, en el otro extremo, el 63% se declaró “peor” o “mucho peor”. En tanto, el 32% restante no ve cambios y se encuentra  igual.

Por su parte, el 74% de los consultados observa un deterioro de la economía, considerando también que el país está peor que hace un año. Sólo el 5% opinó que la situación mejoró. Mientras que para el 21% no se registraron cambios.

Expectativas

El trabajo también indagó sobre las expectativas. Ya allí el 54% consideró que el escenario nacional seguirá desmejorando este año, mientras que el 24% opinó que las cosas mejorarán. El restante 22% afirmó que todo se mantendrá igual.

El informe de este mes también comparó las expectativas personales y para el país con los resultados de un anterior relevamiento realizado en octubre del año pasado. Las cifras volvieron a se tajantes.

Las esperanzas de que haya algunos signos de mejora cayó fuerte y, por ende, creció abruptamente la percepción negativa de lo que vendrá.

En concreto, en noviembre de 2016 estaban igualados los pronósticos positivos y negativos en un 36%. En este nuevo relevamiento, la visión de mejora cayó hasta el 24%, mientras que las expectativas negativas subieron hasta el 54%, lo que significa un crecimiento del 50% en sólo 4 meses.

Julián Crucella, coordinador del relevamiento y director del Cemop, explicó: “En noviembre se observaba que las expectativas eran más proclives hacia uno u otro lado, según las opiniones políticas. Mientras que ahora ya vemos que la luna de miel terminó. La mayoría de los ciudadanos quiere ver mejoras ya. La plata no le alcanza”.

“Está claro que todos queremos que la situación mejore. El tema es salir de la cuestión de fe. Por eso le pedimos en este caso a los encuestados que respondan más allá de la esperanza. Y ver que la mayoría ya tiene una visión más negativa es fuerte”, agregó.

La Inflación se dispara y los ingresos disminuyen

En paralelo, el relevamiento indagó sobre la suba de precios. Los números vuelven a ser contundentes. Y es que el 76,9% afirmó que debido a la inflación su nivel adquisitivo cayó el año pasado. Sólo un 6,1% sostuvo que su poder de compra creció, pese a los aumentos.

El 35,9% también cree que la inflación personal estuvo entre el 30% y el 40% en 2016, mientras que el 30,2% de los encuestados dijo que sus gastos subieron por encima del 40%. De esta manera, un 66% de la población sintió que el ajuste de precios superó los 30 puntos. Por último, el 34% planteó que estuvo por debajo del 30%.

En torno a las expectativas, el 85,8% cree que la inflación estará por encima del 20% este año, mientras que sólo el 14,3% cree que se ubicará  por debajo de esa cifra.

Para Martín Lucero, el titular de Sadop Rosario, la encuesta muestra que los reclamos al gobierno nacional no son sólo de las organizaciones sindicales, sociales y las fuerzas políticas opositoras.

“Las críticas al gobierno nacional se han expresado con más fuerza hasta ahora a través de la visibilidad que dan las movilizaciones públicas. Y siempre se sospecha que allí juega mucho aparato. Pero la realidad y estas encuestas muestran que hay un humor social negativo creciente”, señaló el dirigente.

“Por ejemplo, acá (por el relevamiento) están hablando los padres de los alumnos, no sólo los docentes que hoy reclaman por sus sueldos. Todos ven que la inflación crece. Ya no se puede hablar de un problema sectorial. El descontento es masivo”, agregó.

Cómo se realizó la encuesta

La metodología implementada es un método mixto, con encuestas anónimas provenientes de la selección aleatoria de viviendas. La cantidad de puntos para la selección se realiza según la densidad poblacional de cada área, y con cuotas de sexo y edad que garantizan la representatividad de los distintos estratos.

Según el Cemop, el tamaño muestral para una precisión de +/- 2,5% y un nivel del confianza del 95%, con un p=0,5 que maximiza la muestra y, para el tamaño poblacional mencionado, es de 384 casos, el cual al ser superado alcanza los parámetros mencionados.

Evaluación del paro

Los encuestados también se mostraron de acuerdo con la posibilidad de mostrar el descontento con una medida de fuerza. Frente a la pregunta “¿Cómo evalúa usted, en el escenario actual, un paro nacional?”, el 63,3% dijo estar de acuerdo con un paro nacional (36,2% optó por la opción “estoy de acuerdo y creo que es el momento indicado”, y el 27,1% dijo estar de acuerdo “pero debería haber sido antes”). Por el otro lado, el 36,7% afirmó no estar de acuerdo con un paro nacional.

 

Fuente: El Ciudadano / Sadop

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.