“En mi gobierno los trabajadores no van a pagar impuesto a las ganancias”

Golpe al bolsillo: llega el descuento del Impuesto a las Ganancias al aguinaldo. Cerca de dos millones de trabajadores que pensaban que no tendrían retenciones del impuesto a las Ganancias en el aguinaldo se llevarán una sorpresa este mes. Se terminó la excepción que se venía aplicando desde 2014 y el impacto podría ser fuerte en el bolsillo, según haya cumplido o no con las normas vigentes la empresa para la que trabaja.

Con esta medida, implícita en la ley sancionada el año pasado, el oficialismo le pone el broche a una doble promesa incumplida: no sólo no eliminó el impuesto, tal como prometió en la campaña electoral de las presidenciales de 2015, no sólo llevó el número de contribuyentes de 1,2 millones a cerca de dos millones que pagan actualmente, sino que además eliminó la excepción sobre el aguinaldo, una práctica común desde 2014 orientada a volcar más dinero al consumo familiar en las fiestas de fin de año.

“El medio aguinaldo quedaba afuera desde 2014. Cuando llegó el gobierno de Cambiemos hubo una modificación en la ley que dejaba establecido el sistema como estaba antes, pero informaba a las empresas que para evitar que se les descuente al trabajador todo de golpe, cuando llegaba fin de año en el aguinaldo se le fuera anticipando ese descuento sobre el 8,33% extra por mes. Esto casi ninguna empresa lo instrumentó, de manera que lo más probable es que al trabajador se le descuente completo ahora con el aguinaldo”, le dijo al matutino rosarino El Ciudadano el economista de la Fundación Pueblos del Sur, Daniel Guida.

Lo que debería haber sucedido es que el empleador hiciera la deducción de Ganancias mes a mes sumando el proporcional del aguinaldo (8,33%) para aplicar la alícuota del descuento. Sobre un sueldo de 30 mil  pesos, la deducción debería realizarse mes a mes sobre ese monto, más los 2.400 proporcionales del aguinaldo.

El problema, además, es que si la empresa no hizo la deducción mes a mes, como parece ser la regla general, el impacto en el bolsillo será fuerte, porque se aplicará sobre el total del aguinaldo. “Si la empresa no hizo los descuentos mes a mes, le puede traer un dolor de cabeza al trabajador”, dijo el tributarista Enrique Lingua, en diálogo con El Ciudadano.

“Es una promesa doblemente incumplida del gobierno. Muchos sectores de la población, incluso sectores del trabajo, lo votaron con la esperanza de que desapareciera el impuesto a las Ganancias y no sólo que no despareció sino que además ahora van a pagar también sobre el aguinaldo”, dijo Guida.

Suben los que tributan

Según los últimos datos disponibles informados en octubre por la Jefatura de Gabinete de la Nación al Congreso, en 2015, en promedio 1,2 millones de personas físicas pagaron el impuesto a las Ganancias por mes, mientras que en 2016 esta cifra aumentó a 1,6 millones y en el primer semestre de 2017 ese promedio subió nuevamente a 1,9 millones, de trabajadores.

Bajo la gestión de Cambiemos, lejos de lograr que ningún trabajador pague Ganancias como prometió Macri, esta cifra aumentó en cantidad de personas y como porcentaje de los trabajadores registrados.

Para el año próximo

El año que viene, según marca la ley, el mínimo no imponible que se utiliza como base para determinar la cantidad de trabajadores alcanzados por el impuesto, crecerá cerca de un 30 por ciento. Para no ser alcanzado por Ganancias, un trabajador soltero no podrá superar un salario de bolsillo de 30 mil pesos, mientras que un empleado casado con dos hijos tendrá un límite salarial de 40 mil pesos.

De acuerdo a cómo se vayan cerrando las paritarias en los distintos gremios, esto podría representar una baja de los trabajadores alcanzados por el impuesto.

 

Fuente: El Ciudadano