El gobierno nacional privatizará la central eléctrica de Sauce Viejo

El gobierno nacional dispuso la venta de dos centrales eléctricas: “Brigadier López”, ubicada en Sauce Viejo, provincia de Santa Fe, y “Ensenada de Barragán”, situada en la provincia de Buenos Aires. La novedad se conoció este martes con la publicación, en el Boletín Oficial, de la resolución 11-E/2018 del Ministerio de Energía y Minería de la Nación , que además ordena la transferencia del personal y de todos los contratos en ejecución relacionados con ambas centrales.

De acuerdo la resolución de la cartera que conduce Juan José Aranguren, los bienes, activos y derechos correspondientes a las Centrales Térmicas de Generación Eléctrica “Ensenada de Barragán” y “Brigadier López” serán enajenados una vez que el directorio de Enarsa (Energía Argentina SA) complete todos los actos, acciones y gestiones necesarias para proceder a la venta de esas centrales.

El primer artículo de la resolución 11-E instruye a los directorios de las empresas estatales Enarsa y Ebisa (Emprendimientos Energéticos Binacionales S.A.) “para que impulsen y adopten todos los actos, acciones y recaudos societarios necesarios a fin de proceder a la fusión por absorción”, en los términos dispuestos por el Poder Ejecutivo en un decreto fechado el 31 de octubre de 2017 por el cual se abre la participación al capital privado en la generación y gestión del sistema energético.

Además de la venta de las centrales de Sauce Viejo y Ensenada, la resolución dictada por el ministro Aranguren instruye a Enarsa a transferir su participación accionaria en Citelec (Compañía Inversora de Transmisión Eléctrica SA), sociedad controlante de la empresa transportadora Transener.

En otro punto de la resolución se establece que la Secretaría de Energía Eléctrica deberá elevar al ministro Aranguren, en un plazo de 120 días, un proyecto de contrato de concesión para la generación de energía eléctrica en las centrales santacruceñas Cóndor Cliff y La Barrancosa (antes llamadas Presidente Néstor Kirchner y Gobernador Jorge Cepernic), función que hasta ahora recaía en Ebisa.

Para concretar la fusión –uno de los puntos centrales del decreto de octubre pasado–, Enarsa y Ebisa deberán preparar el nuevo estatuto de la sociedad absorbente, realizar publicaciones y convocar a asamblea general de accionistas para aprobar los acuerdos y documentos de la fusión y tratar cualquier otro tema relacionado.

(El Ciudadano)