Intento de saqueo

El gobierno nacional no pudo con su intento de saqueo al bolsillo de los jubilados. No obstante pusieron al país al borde del abismo. Imágenes muy similares al 2001 se vieron ayer en la Capital Federal. Los neoliberales de Cambiemos no obtuvieron el quórum dentro del recinto de la Cámara de Diputados para convertir en Ley la reforma previsional que deterioraría  fuertemente el bolsillo de los jubilados. Afuera del palacio legislativo, las fuerzas federales reprimieron como nunca se vio en democracia. Durante mas de 7 horas distribuyeron a diestra y siniestra balas de goma, gases y agua a presión y gas pimienta a diputados, jubilados, referentes de organizaciones sociales y manifestantes en general.

La Iglesia habló de “creciente violencia política” en torno al ajuste previsional

Mediante un comunicado oficial, la Conferencia Episcopal Argentina llamó al diálogo y apuntó a las calles y al Congreso.

La Conferencia Episcopal Argentina habló de la “creciente violencia política” en el marco del polémico ajuste previsional que busca el Gobierno y tras la represión de ayer afuera del Congreso.

“Para responder a las muchas urgencias y angustias de nuestros hermanos más frágiles, especialmente los jubilados, y para construir una sociedad justa y equitativa, no existen dos caminos, el diálogo o la violencia, solamente hay uno, el diálogo”, dice el mensaje.

“En estos días las familias argentinas han sido conmovidas por una creciente violencia política, que no solo se ha registrado en las calles, sino que ha llegado incluso al interior del Congreso impidiendo su normal funcionamiento”, sigue el texto.

“Únicamente a través del respeto por las instituciones democráticas, que garantizan un diálogo al servicio del bien común, será posible superar las dificultades que agobian a nuestro pueblo”, afirmó el Episcopado.