Lo acribillaron a balazos por denunciar al narcotráfico

Se llamaba Claudio Cejas. Era policía. Había denunciado a policías corruptos  asociados al narcotráfico. Lo pusieron en un “Programa de Protección de Testigos” que consistía en darle un teléfono celular para llamar diariamente a sus protectores y decirles que estaba bien…

La víctima Claudio Cejas,  en junio de 2015 había recibió dos balazos cuando viajaba en moto a la ciudad de Recreo. Luego del ataque, el oficial había denunciado que no fue un intento de robo, sino “un atentado contra su vida” por negarse a “encubrir bunkers y quioscos de droga”.

Cejas fue acribillado el lunes por la noche cerca de las 23.30 dentro de una vivienda en Neuquén al 6400, de la ciudad de Santa Fe, y luego arrastrado y abandonado en plena calle. A pocos metros de su cuerpo, hallaron la moto de la víctima y su teléfono celular.

Los vecinos alertaron sobre el suceso a la central policial 911, hasta donde llegaron llegaron policías de Orden Público y de Cuerpos que hallaron el cadáver. Hasta ayer no había detenidos por el asesinato que conmocionó a la popular barriada del norte de la ciudad.

Antecedentes

Pablo Cejas, además del ataque que sufrió en 2015, también había denunciado en julio de ese mismo año un atentado contra la casa de su suegra en Cabaña Leiva. En esa oportunidad, según su relato, cuatro personas dispararon contra la vivienda de su familiar.

Previo a ese suceso, el policía había declarado ante la Justicia y denunciado públicamente vínculos entre narcos y otros agentes del orden. “Hay muchos compañeros que apoyan lo que yo digo pero el problema es que hay muchos policías que tienen miedo de la propia fuerza”, declaró a la prensa luego de su testimonio en sede judicial.

Del Frade: “A Pablo Cejas nunca lo protegieron”

Para el diputado provincial Carlos del Frade, Pablo Cejas fue asesinado por “la mafia narcopolicial santafesina”. Dijo que en el barrio Villa Yapeyú, donde lo acribillaron, Cejas había denunciado 34 puntos de venta de drogas cuya comercialización está penada. “Elevamos un pedido de informe al Gobierno de Santa Fe en mayo por esas denuncias. Nunca lo protegieron. Al contrario. Y no hay mafia narcopolicial sin apoyo de algún nicho corrupto del poder político”, agregó el legislador y periodista.

Del Frade recordó que Cejas también denunció dónde vivía Luis Paz en la capital santafesina. Se trata del padre de Martín “Fantasma” Paz asesinado en septiembre de 2012. La muerte determinó la megacausa de Los Monos. “Cejas dio datos sobre los autos (de Paz) y las conexiones con el jefe de la barra de Colón, «Quique» Leiva. Esas informaciones fueron investigadas por la Gendarmería Nacional. El asesinato de Cejas es funcional a esos intereses”, concluyó el ex periodista.

 

Fuente: La Capital / El Ciudadano

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.