Magnani: “Hay que atender urgencias en Educación y Niñez, no quedarnos solo en las obras de alto impacto mediático”

“La próxima inauguración del Acuario Río Paraná es sin duda una iniciativa educativa que busca aportar al conocimiento, cuidado y preservación de nuestro ecosistema y recursos naturales. Y desde nuestro espacio político valoramos las iniciativas vinculadas al desarrollo educativo y científico, más aún si además se propone como un espacio abierto a las escuelas. No obstante, consideramos que este anuncio constituye una paradoja, porque a nuestro pesar, debemos señalar que la situación de la educación y la infancia en nuestra región requiere de la misma inversión en infraestructura que se destina a estas obras de alto impacto mediático”, dijo hoy Marina Magnani, concejala del bloque Unidad Ciudadana.

“No es nuestro interés subestimar el impacto de estas grandes obras, pero socialmente debemos  poder establecer prioridades en la agenda pública. Lamentablemente las necesidades del sector educativo, especialmente de niños, niñas y adolescentes, son difíciles de visibilizar. A modo de ejemplo podemos mencionar que con 220 millones de pesos hubiera alcanzado para acondicionar y adecuar todas las escuelas de la provincia y de nuestra ciudad, porque muchas utilizan aulas container de alquiler mensual, otras no disponen de calefacción, hay algunas sin acceso a agua potable y muchas sin áreas de juego y recreación”, señaló Magnani.

“Además de la cantidad de aulas suficientes, con 220 millones de pesos podría dotarse de accesibilidad a los edificios escolares, principalmente a las escuelas integradoras que funcionan en casas alquiladas, no diseñadas para una finalidad escolar y totalmente inadecuadas para las necesidades de niños y niñas con discapacidad”, añadió.

La concejal de Unidad Ciudadana indicó también que “las carencias no sólo abarcan lo edilicio, porque en cuanto a la creación de cargos y personal, siempre se opta por recortar en cargos docentes vinculados al arte, la tecnología y el deporte. Además, hay una deuda histórica de nuestra provincia que es la falta de equipos socioeducativos por escuela, en contextos urbanos donde los niños y niñas son los más afectados por la exclusión, la violencia y la pobreza”, remarcó.

“Al mismo tiempo, en las escuelas que asisten alimentariamente a los alumnos y alumnas el monto que la provincia asigna por ración diaria es de 25,74 pesos por niño y niñaa, cifra que resulta insuficiente para garantizar una alimentación saludable. Y en el caso de los Centros de Acción Familiar, que atienden a niños y niñas entre 3 y 5 años en situación de vulnerabilidad social, el monto asignado en alimentos desciende a 18 pesos diarios por niño”, recordó Marina Magnani.