Santa Fe vuelve a la Corte por la deuda de Nación

Coparticipación incumplida

El gobierno provincial encabezado por el ingeniero Miguel LIfschitz,  acudirá a la Corte Suprema de Justicia de la Nación para exigir que el Estado nacional cancele la deuda que mantiene con Santa Fe por descuentos indebidos efectuados en el sistema de coparticipación federal.

Esta medida fue anunciada ayer por el gobernador Lifschitz al advertir la falta de señales por parte del gobierno central de negociar la forma y los plazos de pago con la provincia.

La presentación ante la Corte se hará entre esta semana y la que viene. De ese modo, el gobierno provincial busca acelerar los tiempos de la negociación, que hasta ahora no dio resultados. “Con esto empezamos a ponerle punto final al tiempo y a los plazos tan extendidos”, señaló ayer Lifschitz en declaraciones a la prensa en Santa Fe.

La idea inicial del gobierno provincial era esperar una propuesta concreta por parte de la Nación. Hasta ahora, la única novedad que hubo fue el anuncio, por parte del ministro de Interior Rogelio Frigerio, de que la intención de la Nación es devolver los recursos adeudados a través de obras públicas y no mediante un mix de efectivo y bonos, como había pedido inicialmente Lifschitz. Ante ese escenario, ahora el gobernador aclaró que volverá a la Corte para exigir que el gobierno central cumpla con la segunda parte del fallo de noviembre de 2015 que establecía la devolución de la coparticipación retenida por la Nación entre 2006 y 2015.

La semana pasada, Lifschitz había dicho que la estrategia era “tener paciencia” a la espera de una propuesta concreta de la Nación. Ahora, el gobernador eligió otra estrategia: “Ya hemos tomado la decisión. En los próximos días vamos a hacer una presentación. Estamos ultimando los escritos y los fundamentos como para poder hacer una presentación formal ante la Corte Suprema”.

Aunque la decisión de ir ante el máximo tribunal ya está tomada, el gobernador aclaró que “esto no excluye ninguna negociación. Se puede seguir conversando si hubiera alguna propuesta, alguna iniciativa por parte del gobierno nacional, podemos seguir conversando. No inhabilita la vía de la negociación, lo que sí empieza a ponerle punto final al tiempo y a los plazos tan extendidos”.

“Cuando la Corte sacó su fallo en noviembre de 2015 –recordó Lifschitz–, tenía la expectativa de que esto se arreglara rápidamente. Como me decía un ministro de la Corte: siempre estas cosas es mejor que las arregle la política. Pero si la política no las arregla, la Corte deberá tomar una posición”.

Según explicó el gobernador, “no hay duda respecto del fundamento de la cuestión de fondo, hay un fallo que es irrevocable, inapelable, un fallo de la Corte Suprema. Por lo cual lo que tiene que hacer es lograr que las partes lleguen definitivamente a un acuerdo y resuelvan el problema”.

Entre 2006 y 2015, la Nación descontó porcentajes de la coparticipación que le correspondían a Santa Fe para financiar la Anses y la Afip. En noviembre de 2015 la Corte falló a favor del reclamo de Santa Fe, iniciado en 2009 por Hermes Binner, y ordenó que cesen las detracciones. Esa primera parte del fallo está siendo cumplido por la Nació, pero de la segunda parte –la devolución de la deuda histórica– hasta el momento no hubo novedades.

Fuente: El Ciudadano