Entre esos tipos y yo hay algo personal

Ayer la Universidad Nacional de Rosario le otorgó el título de Doctor Honoris Causa a Joan Manuel Serrat. El cantautor aprovechó la ocasión para referirse a la situación catalana

El cantante Joan Manuel Serrat ha pedido a los gobiernos español y catalán “que hablen” o que se aparten “y dejen que sean otros los que hablen”, según ha afirmado en un discurso en la ciudad argentina de Rosario. Serrat afirmó que lo que se vive en Catalunya es “un fracaso”, y citó al intelectual Joan Fuster para afirmar que “un fracaso nunca se improvisa, se construye”.

En esa apuesta por el diálogo, siguió: “Creyendo en las autoridades españolas y catalanas les pido que hablen aunque no sepan de qué. Que hablen aunque no tengan nada que decirse, porque nunca se habla lo suficiente cuando hay voluntad de solucionar cosas, o apártense y dejen que sean otros los que hablen”, declaró Serrat este sábado en un discurso en la Universidad Nacional de Rosario.

Críticas a ambos gobiernos

Tras recibir el título Honoris Causa de la Universidad Nacional de Rosario, el artista catalán criticó tanto a la Generalitat como al Ejecutivo central, al que demandó que, “aunque sea por una vez, tome la iniciativa política y en lugar de mandar contra la ciudadanía a las fuerzas públicas, muestre voluntad de conversar con las fuerzas políticas catalanas”.

Con respecto al Gobierno autonómico, exigió que “abandone su actitud sectaria y proselitista” y que, antes de “enviar a todos los catalanes al limbo de la tierra prometida de la independencia”, les explique “los costos que va a representar ir al cielo”.

Serrat recordó que se mostró contrario al referéndum de pasado domingo “por los modos, la precipitación con la que se hizo y la forma en que se aprobó en trámite de urgencia”, aunque también censuró que “el Gobierno español no tuvo mejor respuesta que echar gasolina al fuego”.

Fractura: la grieta a la española

“Como decía mi madre: Entre todos la mataron y ella sola se murió”, dijo el cantante, sobre la situación “de crispación, de incertidumbre” que los catalanes “no se merecen vivir”. “Echándose mutuamente las culpas de un conflicto que no resuelven van pasando los días, se agravan las situaciones y se provoca una fractura entre diversas partes de la sociedad catalana que se ha caracterizado históricamente por vivir siempre entre esos magníficos valores que son el juicio y el arrebato”, resumió.

El homenaje completo y el discurso

El discurso

Fuente: ARN / La Vanguardia / ifarac – Josep María Carafí