Todo queda en familia

Enviarme en un Cohete a la Luna fue la amenaza del presidente Macrì por haber descubierto los bienes ocultos que no declaró ante la AFIP y el blanqueo de dinero malhabido por su hermano Gianfranco. Hoy continuamos con esa historia familiar: Maurizio y Gianfranco acaban de escriturar un lote de 32,5 hectáreas en la zona de los barrios cerrados del norte del conurbano. Un día el presidente dijo que no era dueño de esas tierras, otro que las había vendido diez años atrás. Lo cierto es que ni la propiedad ni el producto de su venta figuraron en las declaraciones juradas de Macrì.

El mes pasado, una vez asentada la escritura, en La Plata, el acceso a los libros del Registro de la Propiedad de la Provincia de Buenos Aires fue vedado al público, para mantener en secreto la transacción, que desnuda el engaño al fisco. Además Gianfranco intenta desalojar a tres hermanos salteños de una parcela de 20 hectáreas en la que nacieron y que su familia ocupa desde 1939.

La jueza que les dio la razón en primera instancia está haciendo una carrera meteórica, de fiscal a jueza y ahora a punto de pasar a un tribunal oral.

Fuente: Horacio Verbitsky / El cohete a a luna