Andes Líneas Aéreas no puede pagar el combustible y canceló todos sus vuelos

No vuela desde el jueves pero intenta destrabar una deuda millonaria de la provincia de Chubut que le permitiría volver a despegar el miércoles. Adeuda sueldos y aguinaldos a sus 320 empleados desde junio

Desde el jueves pasado, Andes Líneas Aéreas canceló todos sus vuelos. Una crisis anunciada para una compañía que venía con serios problemas y que desde junio no paga ni sueldos ni aguinaldos a sus 320 empleados. No puede ni comprar el combustible de contado y, a sus problemas, se suma una deuda millonaria de la provincia de Chubut. Espera que se destrabe y quiere volver a volar el jueves.

La empresa desembarcó en el mercado local hace 14 años, pero las últimas devaluaciones, el alto costo del combustible y la falta de controles antidumping la pusieron contra las cuerdas.

Horacio Preneste, gerente general de Andes señaló a BAE Negocios: “Necesitamos que Chubut nos de títulos de deuda de la provincia para cancelar una deuda millonaria que tienen con nosotros. Nos compraban de 10 a 15 boletos diarios, más que nada para emergencias sanitarias y promoción de la provincia y a cambio nos pagaban el combustible”.

El martes entra el proyecto de la Emergencia Económica de Andes para pedir que se destrabe el pago. Si se aprueba en el día, confían que el miércoles 6 podrán volver a volar. Esto permitió que Andes operara vuelos diarios a la provincia de Chubut.

Ante este contexto, la empresa decidió discontinuar la operación para no desgastar su imagen y porque no sólo no tiene para cargar el combustible, sino que ya es bastante lo que le piden a los trabajadores, que desde hace 5 meses que no cobran sus sueldos.

En marzo de 2018 llegó a tener nueve aviones y hasta enero de este año tenía 500 empleados. En agosto 2018 canceló ordenes, devolvió aviones, ahora tienen cinco, de los cuales sólo vuelan tres. Tuvo que dejar de volar a Tucumán, Córdoba, Mendoza y Bariloche porque al bajar la demanda quedaron sobreofertadas.

“Comenzó una guerra tarifaria suicida. Nosotros no podemos perder en las rutas”, dice el titular de Andes. Hasta hace unos días llegaba a Iguazu, Salta, Jujuy, Puerto Madryn y Comodoro Rivadavia.

En septiembre, Preneste adelantó a BAE Negocios: «Cuando decidimos ampliar la flota el dólar estaba a $17, los devolvimos con un dólar a $40. La situación es complicada para todo el mercado por la devaluación, la recesión y la inflación. Con las políticas de tarifas bajas de las low cost todo se agrava y desde la devaluación de agosto, la situación es muy compleja».

Penestre fue claro: «Se facilitó el ingreso de varias compañías, se sobreofertó el mercado, todos los precios fueron a la baja, se sacó la tarifa mínima pero no hay mecanismos para controlar el dumping. Un tramo de vuelo a $3.000 no hay costo que lo cubra con la tarifa de combustible dolarizada».

«Hace 14 años que estamos en el mercado y no ha habido ninguna consideración. En otros países, antes de hacer una apertura semejante, se consolida a las empresas que están. Aquí se generó un campo de batalla en la que todos se matan», señaló el gerente general de Andes a BAE Negocios.

El titular y accionista de Andes Líneas Aéreas puntualizó que «sin el apoyo de todos nuestros trabajadores no podríamos seguir. Nuestra tarea es mantener todas las fuentes de trabajo. Estamos tomando medidas que nos permitan pagar los sueldos, pusimos a la venta varios activos. Nuestra prioridad es pagar los salarios. No somos una multinacional, no tenemos subisidios como los de Aerolíneas, nos tenemos que arreglar con nuestro propio dinero. Por eso si volamos una ruta sobreofertada, sólo repartimos la miseria».

Para analizar el impacto de las devaluaciones, Preneste explicó: «A principios de 2018, el combustible representaba el 25% de nuestros costos. Con una suba de 290% hoy representa el 65% de nuestros gastos”.

El presidente de Andes agregó: “Dejar de volar nos ocasionó un gran perjucio económico, tuvimos que reubicar a 1500 pasajeros. Para poder seguir volando, Alberto Fernández y las nuevas autoridades deben cambiar la política aerocomercial. Debe hacerse un nuevo esquema consultado con las empresas que son las que invierten. No se pueden sacar las tarifas mínimas de un día para el otro y sin políticas antidumping”.

Mientras tanto, todos los vuelos están cancelados y si se resuelve la deuda millonaria que les permitiría pagar todos los sueldos atrasados y volar por varios meses, se podrían reanudar los vuelos.

(Diario BAE)