Argentina a la deriva

La nafta podría subir más de un 10% por la escalada del dólar.Por la suba de precios y el desabastecimiento, el consumo de leche es el más bajo desde 2003.Marcos Peña no descartó que el dólar se dispare a más de 50 pesos este viernes

Naftas. Desde la cámara que nuclea a las estaciones de servicio anticiparon que la inflación podría afectar a los combustibles mucho más de lo que se esperaba.
La Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos y Afines (CECHA), que nuclea a las estaciones de servicio, prevé un aumento en los combustibles para los próximos meses, pero debido a la suba del dólar todavía no se sabe cuál será el porcentaje del incremento.

Los combustibles acumulan una suba promedio de 8,6% en lo que va del año y se esperaba un aumento de alrededor del 10% para mayo, pero desde CECHA anticiparon que podría ser un monto mayor, y que se determinará recién cuando se alcance «una nueva, aunque transitoria, estabilidad del dólar».

El último aumento, que fue del 5% en marzo, se reguló por una cuestión competitiva entre las cadenas de estaciones de servicio con YPF (que ocupa el 56% del mercado) como punto de referencia para Shell, Axión y Puma.

Leche. El consumo de leche es el más bajo desde 2003. Según el Observatorio de la Cadena Láctea, los factores que inciden en el descenso son los aumentos tras la devaluación, la crisis de rentabilidad del sector y las exportaciones.
Con el aumento de los precios de los lácteos y el desabastecimiento de las marcas más económicas en lo supermercados, el consumo promedio de la leche cayó este primer bimestre del año hasta 183 litros anuales por habitante. Se trata del nivel más bajo de consumo desde 2003, cuando cada argentino consumió en promedio 179 litros, ya sea como leche fluida o en su equivalencia en productos lácteos.

Los datos surgen de un relevamiento que realizó el Observatorio de la Cadena Láctea Argentina (OCLA) desde donde entienden que esta caída se da por varios factores: en primer lugar, la suba cerca de un 80% respecto de los primeros meses del año pasado luego de la devaluación de casi 100% registrada a lo largo del 2018. Pero también luego de una larga crisis de rentabilidad en la producción lechera, que fue muy semejante a la que se registraba en 2002 y repercutió en la oferta. Una década y media después, el escenario parece repetirse.

«La combinación de una menor producción de principios de año (-8,3% en el primer trimestre), la liquidación de stocks durante 2018, producto de los mayores niveles de exportación (+37% en toneladas) y la necesidad de hacer caja en el mercado doméstico, sumado a una baja en el consumo que recién se hizo importante a finales del año 2018 y principios de 2019, generaron obviamente un menor oferta doméstica», explican desde OCLA.

En ese sentido, también sostuvieron que «la menor oferta en el mercado interno se expuso mayoritariamente en el rubro de leches fluidas y dentro de ellas en su versión refrigeradas, que fundamentalmente se dio producto de la mayor afluencia de consumo debido al diferencial de precios entre las presentación sachet versus cartón y la menor cantidad de marcas disponibles en la góndolas».

Marquitos y el dólar a 50. Marcos Peña no descartó que el dólar se dispare a más de 50 pesos este viernes. El jefe de Gabinete afirmó que la divisa podría continuar su subida dentro de las bandas cambiarias. «Es una posibilidad, porque está dentro de las bandas cambiarias», afirmó Peña en referencia a que la cotización máxima que puede tener el dólar mayorista es de 51,45 pesos. El dólar mayorista es la cotización que compran los bancos para luego venderlo en el mercado minorista por alrededor de dos pesos más. Es decir que la divisa para un ahorrista común podría llegar a los 53 pesos.

 

Fuente: Minuto 1 / Ámbito.com