Argentina se vistió de blanco

Miles de docentes marcharon este lunes desde el Congreso al Ministerio de Educación en el primero de los dos días de paro convocados por gremios docentes nacionales, que alertaron con lanzar otra huelga de 48 horas si el Gobierno no llama a paritarias nacionales

La protesta afectó el inicio del ciclo lectivo en 22 de los 24 distritos argentinos y dejó a 12 millones de alumnos sin clases.

Según los gremios, unos 50.000 docentes de todo el país marcharon en Capital para llegar hasta el acto central, en medio de una huelga que alcanzó el «95 por ciento de acatamiento» en las escuelas públicas.


«Fue un parazo nacional», sintetizó la secretaria General de CTERA, Sonia Alesso, una de las oradoras del acto que realizaron los docentes, y disparó: «Esta es una lección histórica: no nos arrodillamos y no les tenemos miedo».

En tanto, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, consideró que todavía quedan «instancias de diálogo» para seguir tratando de resolver el conflicto.

La huelga se sintió con fuerza, con niveles superiores al 90% según los sindicatos, en Buenos Aires, Santa Fe, Córdoba, La Rioja, Catamarca, Entre Ríos, Chaco, Neuquén, Santa Cruz, Tierra del Fuego y Misiones, mientras que fue dispar en Chubut, La Pampa, Formosa y Mendoza.

En diversas ciudades del interior también hubo concentraciones y protestas, como en el Puente que une Cipolleti y Neuquén; en Santa Rosa, La Pampa, Misiones, Entre Ríos, Santa Cruz y en la ciudad de Mendoza.

Sólo en las provincias de San Luis y Santiago del Estero las clases se iniciaron este lunes con normalidad por los acuerdos salariales alcanzados con anterioridad, mientras que en Salta y Corrientes hubo actividad en la buena parte de las escuelas.

Poco antes de las 11:00, una masiva columna de maestros partió desde el Congreso nacional hasta la sede de la cartera educativa, en calle Pizzurno 935, aunque el ministro Esteban Bullrich, a esa hora se encontraba en Jujuy, junto con el presidente Mauricio Macri, para inaugurar el ciclo lectivo 2017.

Los máximos dirigentes nacionales encabezaron la movilización con una enorme bandera: «Frente Nacional Educativo» y con otra que rezaba: «Apertura de Paritarias. YA», mientras que algunos manifestantes llevaban consignas tales como: «Estoy enseñando»; «En Defensa de la Escuela Pública» y «Esto no es una guerra, es una paritaria».

Los docentes exigen al Gobierno que convoque a paritarias nacionales -que ya fue rechazado en diversas oportunidades por la administración macrista- para fijar un salario de referencia y rechazan la aplicación de un techo a la paritaria del orden del 18%.

El secretario General de SUTEBA, Roberto Baradel, dijo que «la escuela pública no se vende, se defiende».

«Marchamos al Ministerio de Educación por una Paritaria Nacional Docente», dijo Baradel.

El dirigente subió una foto de la protesta en twitter y agregó: «Multitudinaria y emocionante Marcha Docente para pedir diálogo y una Paritaria Nacional».

La CGT acompañó el reclamo docente

Carlos Acuña, uno de los secretarios generales de la CGT, confirmó que la central obrera llamará a un paro general para antes de fin de mes o principios de abril, al participar de la marcha nacional docente en esta Capital.

«Estoy aquí porque esta es una adhesión de la CGT a los compañeros docentes, con los que nos une el mismo reclamo y los mismos problemas», dijo el sindicalista desde el escenario montado frente al ministerio de Educación de la Nación.

Acuña consideró que el Gobierno nacional debería devolver la institución de la paritaria nacional que fija un salario testigo y es reclamada por los gremios para poder avanzar en las negociaciones salariales en todas las provincias.

«Ellos son trabajadores y tienen a cargo a todos nuestros hijos», dijo Acuña al apoyar la huelga nacional de 48 horas que fue convocada por la Confederación de Trabajadores de la Educación de la República Argentina (Ctera).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.