Cancillería le negó la visa por “seguridad nacional” a toda la selección de Futsal de Pakistán

No bien llegaron a Ezeiza, los jugadores asiáticos debieron subirse a otro avión para regresar a su país. Todo ello en medio de una insólita decisión del ministerio de Relaciones Exteriores argentino sin precedentes.

La noticia sorprendió a todos y mucho más por la falta de explicaciones de las autoridades que simplemente se limitaron a decir que se trata de un tema de “seguridad nacional”. Masticando bronca, la selección de futsal de Pakistán que iba a participar del Mundial que se está llevando a cabo en Misiones, así como llegó a Ezeiza debió regresar a su país luego de que se les impidiera el ingreso al país.

Una parte del plantel ya había quedado retenida en Dubai, donde habían aterrizado en una escala previa a su viaje hacia Argentina. Pero al llegar a Ezeiza, Cancillería le negó la visa al resto de los integrantes, que incrédulos no tuvieron otra opción que aceptar la resolución y volvieron a subirse a un avión de regreso a casa.

A través de un comunicado publicado en su página web, la Confederación Argentina de Futsal (CAFS) se desligó de lo sucedido: “El inconveniente con la Selección de Pakistán excede completamente a lo organizativo tanto de la CAFS como de la AMF. Siete de los integrantes del plantel fueron retenidos en Dubai y el resto del plantel fue deportado al llegar a Ezeiza debido a que Cancillería Argentina les denegó las visas dando como única razón que es un tema de Seguridad Nacional. Dado que el hecho sucedió a menos de 48 horas del comienzo del Mundial y que la plaza que ocupa es la de Asia, no hubo posibilidad que lo reemplace ninguna selección”.

Por esa razón, se le dio por ganado el partido a Brasil por 2-0 y lo mismo ocurrirá con Uruguay y Paraguay, los otros integrantes del Grupo A del Mundial de Futsal que se disputará en Misiones hasta el 7 de abril.