Contundente

Las centrales obreras calificaron como «contundente» el paro nacional de hoy jueves, el primero que le realizan al gobierno neoliberal de Mauricio Macri

Con un acatamiento total al paro en trenes, subtes y colectivos, el transporte público no funcionó ni en la Ciudad de Buenos Aires ni en el conurbano, lo que colaboró sustancialmente a que mucha gente no asistiera a sus lugares de trabajo. Tampoco hubo vuelos, ni internacionales ni de cabotaje, mientras que un sector minoritario de los taxistas decidieron trabajar, y hubo un intenso movimiento de remises.

Mientras aquellos que llegaban a la Capital Federal en su auto pudieron circular libremente -con la excepción de un corte que interrumpió por algunas horas la intersección de las avenidas Corrientes y Callao- y se vieron beneficiados por la decisión oficial de liberar los peajes en autopistas y permitir libre tránsito y estacionamiento en la Ciudad.

La mayor dificultad la tuvieron los que querían llegar desde el conurbano, que por la mañana debieron soportar cortes y demoras en los ingresos desde Puente Uriburu, Puente Pueyrredón, Puente La Noria, Panamericana y Ruta 197, y Acceso Oeste a la altura del Hospital Posadas, entre otros puntos.

En las principales ciudades del interior como Córdoba, Rosario, Mendoza, Neuquén y Tucumán entre otras, el paro se hizo sentir duramente. Fue un paro que superó el 90 % de acatamiento en todo el país. Uno de los más fuertes desde el retorno a la Democracia en 1983

ARN

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.