Creció la demanda de silobolsa para retener los granos y especular con la disparada del dólar

El cambio en materia climática es el factor fundamental de la recuperación en la comercialización de silobolsas luego de la sequía del año pasado. La demanda por parte del productor de cara a los 54 millones de toneladas de soja hace que a la fecha las ventas de este insumo marquen una mejora del 20% respecto de 2018.

Las estimaciones privadas anticipan una producción para el maíz cercana a los 45 millones de toneladas mientras que en soja se espera 55 millones. «Si el clima sigue acompañando, las ventas de las bolsas mejorarán 10 puntos más», expresó Pablo Seniow, responsable del departamento comercial de IpesaSilo, entrevistado por el portal BAE Negocios.

La proyección para esta campaña 2018/2019 es que el campo usará 300.000 silobolsa para almacenar un total de 80 millones de toneladas, lo cual significa casi un 60% de los 140 millones de toneladas estimadas en total para el presente ciclo.

Productores consultados durante la muestra de Expoagro, que finaliza hoy, coincidieron en que el silobolsa es la única herramienta que tienen para retener el grano y negociar cuando necesitan hacerse del dinero. «Voy a vender para pagar los gastos de campaña y luego espero a ver qué pasa con las elecciones», afirmó Juan F, quien arrienda un campo de 100 hectáreas en Pergamino.

Fuente: Diario BAE