El Gobierno congeló por decreto el precio de los combustibles

La decisión se formalizó por medio de un decreto de necesidad y urgencia publicado en el Boletín Oficial.

«Establecer que las entregas de petróleo crudo efectuadas en el mercado local durante los 90 días corridos siguientes a la entrada en vigencia de esta medida, deberán ser facturadas y pagadas al precio convenido entre las empresas productoras y refinadoras al 9 de agosto de 2019, aplicando un tipo de cambio de referencia de $45,19/USD y un precio de referencia BRENT de USD 59 por barril», según el texto oficial.

En consecuencia, la Casa Rosada dispuso que el precio tope de naftas gasoil en todas sus calidades, comercializados por las empresas refinadoras y/o los expendedores mayoristas y/o minoristas, en todos los canales de venta, durante los 90 días corridos siguientes a la entrada en vigencia de esta medida, no podrá ser superior al precio vigente al 9 de agosto de 2019.

«Durante el período alcanzado por esta medida, las empresas refinadoras y/o los expendedores mayoristas y/o minoristas deberán cubrir, a los precios establecidos en este decreto, el total de la demanda nacional de combustibles líquidos, de conformidad con los volúmenes que les sean requeridos a partir de las prácticas usuales de mercado, proveyendo de manera habitual y continua a todas y cada una de las zonas que integran el territorio de la República Argentina», de acuerdo con el decreto.

También, las empresas productoras de hidrocarburos «deberán cubrir el total de la demanda de petróleo crudo que les sea requerido por las empresas refinadoras locales», mientras que la comercialización de los combustibles «deberá realizarse en un todo de acuerdo con las calidades, tipos y demás requisitos establecidos por la normativa vigente», afirmó el Poder Ejecutivo.

(Diario BAE)