El Gobierno Nacional paga más en intereses de la deuda que en los sueldos de los empleados de la Administración Pública Nacional

El Gobierno Nacional paga más en intereses de la deuda que en los sueldos de los empleados de la Administración Pública Nacional (APN).

Dos veces y media más que en los gastos de capital para obras e infraestructura.

O casi 5 veces más que las transferencias a las Universidades Nacionales.

Por la disparada del dólar y mayor inflación, los intereses ya pasaron a ser el segundo rubro en el ranking de los gastos, y siguen creciendo. Y la reducción del gasto total primario queda anulada por los mayores pagos de intereses.

Los gastos de intereses de la deuda están en niveles récord. Ya pasaron a ser el segundo rubro en el ranking de desembolsos.Crecieron 65,4 %

La Ejecución Presupuestaria de la APN a julio marca que los intereses de la deuda sumaron $ 255.614 millones –un 65,4% más que lo que insu- mieron entre enero y julio de 2017-, y pasó a ser con el 15,3% “el segundo rubro en importancia en el gasto total luego de las Prestaciones a la Seguridad Social”, de acuerdo al último Informe de ASAP (Asociación Argentina de Análisis Presupuestario). Las transferencias a las Universidades sumaron $ 58.743 millones, los gastos de capital $ 94.041 millones y remuneraciones $ 173.653 millones.

Si a los gastos de la APN agregamos los Fondos Fiduciarios, empresas públicas nacionales y transferencias por coparticipación (sector público nacional no financiero), los datos de Hacienda (base Caja) a julio indican que los intereses totales sumaron $ 258.000 millones y también se ubicaron en el segundo puesto, luego de prestaciones sociales. Si se excluyen los intereses intrasector público, los intereses netos totalizaron $ 193.463 millones (+58,7% interanual), luego de los salarios (+18,9%).

En tanto, los “ahorros” por los recortes y la mayor inflación quedaron compensados por la mayor carga de los intereses. Hasta julio los gastos primarios de la APN (sin contar los intereses de la deuda) aumentaron 21%, menos que la inflación que fue del 27%, comparando los prime- ros 7 meses de cada año. En términos reales implicó un “ahorro” del 4,7%. Con el incremento del 65,4%, los pagos de intereses crecieron un 30% por encima de la inflación. Sumando los gastos primarios más los intereses, el gasto total aumentó el 26,2%, casi en línea con la inflación (“0,8 puntos inferior a la inflación”, destaca ASAP).

De este modo, casi el 100% del menor gasto fiscal “primario” (“ahorro”) quedó compensado por el mayor gasto (“desahorro”) por el pago de los intereses.

En cuanto al déficit, el primario (sin intereses) sumó $ 55.037 millones, un 45,3% menor a iguales meses de 2017. Pero al sumar la cuenta de intereses (+65,4%) el déficit total alcanzó los $ 310.651 millones por los $ 255.614 millones de intereses.

Por la mayor disparada del dólar, se descuenta que la cuenta de intereses va a aumentar mucho más porque el 70% de los intereses son en dólares y el resto en pesos atados a la inflación también en ascenso.

Fuente: Ismael Bermúdez