En Rosario la Memoria sigue viva

Más de 60 mil personas marcharon por memoria, verdad y justicia

Con una asistencia histórica y matices atípicos a los de cada 24 de marzo, una multitud volvió a colmar las calles de Rosario con el incansable pedido por memoria verdad y justicia, a 43 años del golpe cívico-militar. A través de un documento que se leyó en el final de la movilización, se visibilizó un fuerte pedido de aceleración de las causas por crímenes del terrorismo de Estado y el rechazo al modelo económico de Mauricio Macri, por su “clara línea de continuidad con el impuesto por los genocidas”. Según la organización, se trató de una de “una de las marchas más masivas de la historia”, que no no contó con la habitual recepción de Madres de Plaza 25 de Mayo, pero sí con la presencia de Adela Lila Panello de Forestello en el escenario.

Con un punto de partida distinto, la columna de gente empezó a ordenarse en la esquina de Santa Fe y Dorrego con sentido a San Lorenzo. Cerca de las 17, la marea humana comenzó a marchar mientras muchos todavía se estaban organizando en la Plaza San Martín. El avance por calle San Lorenzo desvió en Corrientes para volver a tomar Santa Fe hasta Laprida. Una Plaza 25 de Mayo decorada con pañuelos que flotaban en el aire recibió a las columnas con la particularidad de que no se dio el habitual encuentro con las madres.

La esquina de la Catedral no atestiguó el habitual abrazo entre la multitud y Madres de Plaza 25 de Mayo. Pero la marcha y el canto de los asistentes hizo simbólica la presencia de ellas. Su bandera encabezó el recorrido, seguida de organizaciones de Derecho Humanos, sindicatos, gremios, agrupaciones políticas y particulares.

Fuente: El Ciudadano