Grandinetti propone que se establezca un fondo nacional para municipios 

El diputado nacional Alejandro Grandinetti elevó al congreso un proyecto de ley por el cual se pretende crear el Fondo Nacional de Obras y Adquisición de Equipamiento para los gobiernos municipales y comunales del país, estimando para ello un porcentaje anual atado al presupuesto de gastos y recursos de la administración nacional, y evitando así que los fondos sean distribuidos de modo discrecional. El monto hoy disponible sería de más de 2.900 millones beneficiando a más de 2.000 administraciones municipales.

Los municipios y comunas de nuestro país enfrentan a diario fuertes demandas de parte de la comunidad, brindando las respuestas que la ciudadanía exige para su bienestar y desarrollo dentro de sus posibilidades. Sin embargo, la aprobación de este fondo implicaría beneficios directos ya que los municipios y comunas contarían con herramientas presupuestarias para hacer obras estructurales y mejorar servicios públicos en forma sustancial.  

Esta iniciativa “terminaría con una historia injusta de disposición de partidas económicas para los dirigentes amigos o a los que se los quiera premiar, más concretamente, daríamos fin al estilo vulgarmente llamado del látigo y la chequera, y que lamentablemente aún persiste”, manifestó el legislador.  

Fundamentando su propuesta, el diputado nacional advierte que “en el interior del país esto se ve de manera más extrema, con jefes comunales que ante la falta de recursos económicos cubren con ingenio los problemas de infraestructura que se presentan a diario. Sin embargo,  al no contar con presupuesto no logran soluciones efectivas”, y agrega: “esto induce natural y lógicamente el proceso migratorio de personas  que se trasladan a los grandes centros urbanos buscando su futuro, posibilidades de vivir con mejores servicios, opciones laborales, etc. y sólo encuentran más pobreza”.

Con esta medida Grandinetti se propone emular la Ley N° 12.385 de la Provincia de Santa Fe, aún vigente, que ha dado significativos frutos. Fue llevada a cabo durante la gobernación del Ing. Jorge Obeid allá por el año 2004 y puesta en funciones desde la secretaría de Municipios y Comunas, cuyo titular era Roberto Meli hoy enrolado en las filas del diputado. 

El legislador manifestó que dicha ley “es transparente, justa, y eficiente en lo que concierne a la siempre cuestionada distribución de recursos hacia los municipios sin caer en favoritismos, injusticias, o situaciones poco claras en el manejo del presupuesto público. En Santa Fe, se creó un Fondo como el que se propone, atado a un porcentaje del presupuesto general de la provincia que contempla dos indicadores fundamentales y que no admiten disensos estériles: el número poblacional de las localidades y el porcentaje de necesidades básicas insatisfechas. Asimismo, legisladores de todas las expresiones partidarias participan junto a funcionarios de la instrumentación del Fondo, la aprobación de proyectos, avances, resultados, etc. obteniendo eficiencia en la ejecución de los mismos, transparencia y justicia en la adjudicación”.

El Fondo

Los aportes que reciban los Municipios y Comunas tendrán el carácter de no reintegrable, y se constituirá anualmente con una cantidad equivalente al cero uno por ciento (0,1 %) del PRESUPUESTO DE GASTOS Y RECURSOS DE LA ADMINISTRACIÓN NACIONAL inicial correspondiente al año anterior.
El destino del Fondo para la Construcción de Obras y Adquisición de Equipamiento para Municipios y Comunas deberá ser asignado a los siguientes proyectos:
a) Concreción de Proyectos sociales destinados a sectores con necesidades básicas insatisfechas y población en general.
b) Proyectos para compra y/o expropiación de terrenos para soluciones habitacionales, construcción de viviendas, erradicación de ranchos, regularización de dominios de barrios, urbanizaciones, tratamiento de residuos, parques o áreas industriales.
c) Instalación de redes de agua potable y construcción de reservorios de agua de lluvia.
d) Construcción de redes cloacales y tratamiento de efluentes sanitarios.
e) Construcción y mantenimiento de centros comunitarios y asistenciales.
f) Otras obras de infraestructura que, de manera directa o indirecta, beneficien el crecimiento armónico de pueblos y ciudades del interior.
g) Mejoramiento y estabilizado de suelos en caminos rurales y urbanos.
h) Construcción de entubados para desagües pluviales.
i) Obras de alumbrado público.
j) Adquisición de equipamiento y rodados, nuevos o usados.
El Fondo creado se distribuirá primeramente en un veinticinco por ciento (25%) por partes iguales entre todos los Municipios y Comunas beneficiados. Previo a esta distribución primaria se constituirá una reserva equivalente al cinco por ciento (5 %) del total del Fondo para atender las erogaciones que demanden proyectos de necesaria y urgente ejecución.
Posteriormente, el remanente se distribuirá entre todas las Municipalidades y Comunas en un setenta por ciento (70 %) en base a la población y un treinta por ciento (30 %) en base a necesidades básicas insatisfechas. Para estos últimos indicadores se tomarán en cuenta los últimos datos oficiales publicados.
Será autoridad de aplicación el Ministerio del Interior, Obras y Viviendas, a través de la Secretaría de Asuntos Municipales, quienes coordinarán con organismos provinciales.
Se crea una Comisión de Seguimiento para su aplicación constituida por tres (3) Senadores, tres (3) Diputados y seis (6) representantes designados por el Poder Ejecutivo.