La corrupción en la mira

De viaje en París, Laura Alonso no irá al Congreso el martes 14 a hablar del polémico acuerdo  con el Correo Argentino, pero mañana tendrá una respuesta poco feliz: el Frente Renovador presentará una propuesta para disolver la Oficina Anticorrupción

La harán la jefa del bloque Graciela Camaño y su par y aliado Juan Brügge, de la democracia cristiana presidente de la Comisión de comunicaciones que estudia el caso del Correo.

Propondrán recrear la Comisión de Ética Pública, integrada por representantes de organizaciones intermedias (Colegios de Magistrados, abogados, etc.), cleros y hasta por sorteo público. Y la misión de cumplir con la ley de ética pública y quitarle esa misión a la OA, cuya autoridad es elegida por el presidente de turno.

Para la oposición, Alonso es el mejor ejemplo: en su primer año defendió a Macri y a otros funcionarios ante cada denuncia, como los Panamá Pappers, el Correo, las cuentas de Gustavo Arribas en Suiza o el reciente conflicto con Avianca.

En todos los casos, la OA protegió al Gobierno y ahora va por más: en su apertura de sesiones ordinarias, Macri anunció que Alonso trabaja en dos resoluciones para definir un protocolo que estudie los posibles conflictos de intereses como los de Avianca y el Correo, que afectan a la familia presidencial.

A la oposición no le convence, porque el conflicto de intereses como está estipulado en la ley de ética pública y en tal caso Alonso debería actuar sin nuevos protocolos.

El proyecto de Camaño y Brügge delegará esa tarea en la Comisión de ética pública, donde nadie dependerá de la firma presidencial.

Alonso prometió de todos modos que el martes 21 estará en diputados para defender a Macri, cuando ya haya regresado de las reuniones del Grupo Antisoborno de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), en capital francesa.

Allí la ex diputada difundirá la ley de Responsabilidad Penal Empresaria anunciada por Macri en la apertura de sesiones ordinarias en el Congreso de la Nación.

Y seguramente seguirá trabajando en las resoluciones sobre conflicto de intereses que el presidente prometió y no llegan.

En el Congreso dicen que, una vez más, el Gobierno no encuentra la forma de instrumentar los anuncios. Y que por eso ayer excluyó a Avianca de la licitación de low cost. No había garantías.

 

Fuente: LPO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.