La UIA alertó que se profundizará la recesión en lo que queda de 2018

Se hundieron 9 de los 12 sectores relevados. En agosto la caída fue del 4,4 % y se espera que septiembre sea aún mayor la baja de la actividad

La actividad industrial en agosto sufrió una caída interanual del 4,4% según el relevamiento de la Unión Industrial Argentina ( UIA). Y si bien fue apenas superior a la de julio, se espera que la buena performance del sector automotriz se derrumbe en septiembre y muestre una contracción mayor que empuje a la producción fabril hacia abajo en lo que resta del año.

Los números confirmaron los peores augurios del sector, que sufre los efectos de la restricción del mercado interno y la pérdida de competitividad a la hora de exportar, a pesar de las mejores condiciones que -a priori- dejaba la devaluación del peso frente al dólar. Así, los industriales esperan que recién el año próximo y sólo gracias a una mejor cosecha de soja que la industria vuelva a mostrar números positivos.

Fueron apenas tres de los doce sectores que vieron números positivos: «Los tres que compensan para arriba son automotriz, papel y cartón, y acero. Los dos primeros no tienen fuertes argumentos a largo plazo porque dependen de condiciones circunstanciales», afirmó el director del Centro de Estudios (CEU) de la UIA, Pablo Dragún.

En diálogo con BAE Negocios, el economista industrial destacó que el sector automotriz creció en agosto «gracias a la tracción de Brasil y algo por mercado interno», pero aclaró que «en septiembre ya presenta una baja del 20% que es bastante relevante, por lo tanto el mes que viene será peor por el escenario de base que se toma». Mientras que el ascenso del caso de papel y cartón tiene una «base de comparación baja, por lo que no se trata de un gran síntoma».

Existe un dato de mayor problemática: todos los rubros vinculados a la construcción, que traccionaban a la industria, mostraron tres meses consecutivos de caída de minerales no metálicos relacionados a la construcción, dado la caída futura de la obra pública por el plan Déficit Cero y la expectativa de que la obra privada no está creciendo mucho.

«Un estudio de la Universidad Di Tella muestra que el precio de los inmuebles crecieron en dólares constante, lo que implica un 60% de suba en pesos, que sumado a las altas tasas de interés hace muy difícil recuperar el valor de inversión de alquiler o de compra si sos un trabajador porque el salario no crece a ese ritmo», destacó Dragún.

En ese contexto, los industriales anuncian que los próximos meses serán «complicados» y dejaron la puerta abierta para que el año próximo, de la mano de una buena cosecha de la soja, repunten los sectores de maquinaria agrícola -aunque con influencia de la importación-, y agroquímicos y fertilizantes, todos sub rubros de metalmecánica y químicos, respectivamente. «Eso no va a implicar que esté arriba la industria sino algunos subrubros que equipararán», advirtió el economista del CEU.

«La baja del mes de agosto fue generalizada para casi todas las ramas industriales: nueve de los doce rubros analizados presentaron caídas. Químico y petroquímico (-12,6%) fue el rubro con el desempeño más bajo. También presentaron resultados interanuales negativos los minerales no metálicos (-7,4%) ûpor la retracción de la construcciónû, metalmecánica (-6,3%) ûfundamentalmente por caídas en la producción de maquinaria agrícola, y de carrocerías, remolques y semirremolquesû, alimentos y bebidas (-4,9%) ûaunque si se calcula el indicador sin la producción de aceites, se registra un incremento de +0,6%û, edición e impresión (-4,8%) y la cadena textil-indumentaria (-17%)», destacó el informe.

Mientras que los bloques que contrarrestaron la caída fueron: «el sector automotriz (+9%) ûproducto de mayores exportaciones a Brasilû, el rubro de metales básicos (+8,4%) ûimpulsado por la expansión tanto del acero como del aluminioû y papel y cartón (+2,2%), traccionado por la mayor producción de papel para embalaje y papel tissue, así como por la caída de las importaciones».

Así, en el acumulado, la actividad presentó un resultado negativo de -0,8%, evidenciando heterogeneidades al interior de la industria. Mientras que los datos preliminares de la producción industrial de septiembre muestran, por un lado, una desaceleración con respecto a sus volúmenes previos: los despachos de cemento se contrajeron 9,9%, mientras que otros materiales de la construcción -14,4%.

«Por otro lado, para septiembre la producción automotriz presentó una caída de -20,6% con relación al mismo mes del año pasado, la mayor baja en lo que va del año. Para septiembre se espera que la actividad industrial en su conjunto presente una caída en torno al 5%», enfatizó el informe de la UIA.

Fuente: Diario BAE