Las Fintech y los 4 modelos de negocios que ilustran la transformación de la industria financiera

Impulsadas por el progreso tecnológico y por la desconfianza en los bancos que generó la crisis del 2008, las empresas de tecnología que proveen servicios financieros, más conocidas como Fintech, siguen creciendo y revolucionando la industria del sector

Demoras infinitas para abrir una cuenta, solicitar un crédito o contratar un seguro, sumado a una burocracia agobiante, son cuestiones que los nuevos usuarios tecnológicos no están dispuestos a tolerar. De esta manera, los cambios para cubrir las nuevas demandas de los usuarios van llegando a través de empresas emergentes (startups) que apuestan a nuevos modelos de negocios en medio de una pujante era digital.

En ese marco, ámbito.com participó del encuentro “Industria Fintech”, organizado por la Universidad de San Andrés en conjunto con la Cámara Argentina de Fintech, en la que referentes del mundo de los negocios expusieron acerca de sus proyectos y la necesidad de adaptarse a un nuevo entorno competitivo.

La primera exposición estuvo a cargo de Bruno Ferrari, cofundador de la “Insurtech” 123Seguro, un broker online líder en el país. Se trata de una startup que empezó a operar en el 2010 con la idea de transparentar y agilizar la oferta de seguros, principalmente de autos, a partir de reducir tiempos y costos en la contratación.

La compañía, que también opera en Colombia, cuenta con una plataforma digital y una aplicación que brindan asesoría para la contratación de un seguro, comparando precios con distintas compañías, hasta cualquier tipo de gestión como la de un siniestro.

Según su cofundador, las fintech tienen tres pilares que otorgan ventajas respecto del sistema financiero tradicional, como “ser simple, rápido y transparente y operar en cualquier lugar y en cualquier momento de manera online y a través de un celular”.
“Hoy somos líderes del mercado argentino de internet, con más de 30.000 pólizas vendidas y 300.000 cotizaciones realizadas”, remarcó Ferrari ante un auditorio colmado.

El segundo orador del evento fue Alejandro Cosentino, vicepresidente de la Cámara Argentina de Fintech y cofundador de Afluenta, una plataforma digital de financiamiento colectivo. Es la primera red de finanzas colaborativas que administra préstamos entre personas que buscan hacer trabajar su dinero.

“Solicitar un crédito a través de Afluenta es más fácil, rápido y seguro y, dado que varias personas compiten por participar en el mismo crédito, las tasas de interés pueden ser menores a las que el solicitante publica. Y los inversores, con sus ofertas de inversión, también pueden obtener excelente rentabilidad ofreciendo mejores tasas a quienes solicitan créditos. De este modo, todos se favorecen”, dijo Cosentino.

Destacó que los préstamos otorgados se amortizan en 12, 18, 24, 36 ó 48 meses y la cuota mensual resulta de la aplicación de una tasa de interés cuyo valor surge de la competencia entre inversores que buscan colocar su dinero a una tasa de interés más alta de la que se obtiene por un plazo fijo y menor a la de los créditos personales del sistema bancario tradicional.

Asimismo, agregó que cada crédito se subasta en la plataforma durante 10 días o hasta que alcance el 100% del monto solicitado, lo que ocurra primero. Llegado ese momento, la subasta se cierra de forma automática, generando un fondeo más efectivo para quien solicita y un mejor rendimiento para quien invierte.

“Lo que hacemos con Afluenta es reemplazar a los bancos uniendo las partes (inversor y solicitante). Somos un puente que quita al intermediario”, describió Cosentino.

Luego fue el turno de Matías Friedberg, quien dio detalles de la experiencia de Grouit, una de las líneas de servicios de la empresa Ixpandit, que brinda financiamiento para pymes de manera online, sin documentación y con aplicación inmediata.

Friedberg comenzó su presentación brindando datos del Banco Mundial que sostienen que existe una demanda insatisfecha de créditos por 380 millones de dólares en América Latina, lo que da cuenta del potencial que tiene la compañía. “Hay un segmento de pymes que no está para nada atendido por el sistema financiero”, destacó.

En último término, Santiago Bugallo, director de mercados hispanos de Mercado Pago (sistema que tiene Mercado Libre para realizar las transacciones), disertó sobre “Pagos y Transferencias” en el mundo Fintech y afirmó que “hoy en día la gente no quiere pisar los bancos”.

En ese sentido, mencionó los beneficios de la billetera virtual, servicio que brinda la plataforma de Mercado Pago. Entre ellos, la posibilidad de recargar el celular, enviar dinero, pagar con código QR, emitir botones de pago e invertir y pagar servicios.

“Hoy 35 millones de personas compran de forma recurrente algún producto en Mercado Libre y a través de Mercado Pago. La ventaja de nuestra plataforma es que no tiene costos”, aclaró.

Asimismo, añadió que los principales competidores que tiene Mercado Pago no son los bancos ni muchas de las fintech, sino el efectivo. “La idea es que la gente pueda tener la billetera en el celular. El 80% de las cantidad de transacciones de MercadoPago son para recargar el celular y para cargar la sube y pagar servicios escaneando el código de barras”, sostuvo.

Y concluyó: “Creemos que el futuro está afuera de nuestro Marketplace y es llevando a cabo una estrategia agresiva en lo que tiene que ver con pagos QR y la billetera virtual”.

Fuente: Daniel Blanco Gómez / Ámbito.com