Le siguen pegando abajo

La procuradora Gils Carbó indicó que la Casa Rosada aspira a “apropiarse de la procuración”. Y agregó: “Esto no es algo personal, esto no es un castigo contra una persona. Se mostró que la intención es la concentración del poder. Se busca desconocer la división de poderes, concentrar el poder, lo que va a afectar la República y el Estado de Derecho”.

Ante ello, volvió a comparar al líder del PRO con el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro: “Maduro, al igual que Macri, está poniendo todo el aparato del Estado contra una persona para apropiarse de una institución, como está haciendo con (la fiscal general de ese país) Luisa Ortega”.

Y, tras subrayar que en ambos casos se trata de mujeres, denunció que “el fenómeno de la violencia de género también se expresa como una violencia de género institucional”.

“Eso lo confirman las propias palabras del presidente, que ha dicho que quiere este cargo para poner un hombre de su confianza. Un varón”, agregó.

Consultada sobre los dichos del mandatario, que la acusó de tener “una manifiesta militancia kirchnerista”, Gils Carbó recordó:   “En la audiencia pública examinaron mi trayectoria con lupa y lo que encontraron nada más fue garantías de independencia”.

Por otra parte Gils Carbó contó que, durante un encuentro en el Vaticano, el papa Francisco le “anticipó que iba a tener problemas”. “Me dijo: «Algunas veces, les pueden dar una paliza, pero no tenga miedo, porque los que eligen el camino de proteger a los débiles y hacer lo correcto eso es lo que les sucede»“.

Fuente: El Ciudadano

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.