Lifschitz inauguró oficialmente este sábado el Acueducto Sudoeste

El gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz, inauguró oficialmente este sábado en Rosario, el Acueducto Sudoeste, en un acto realizado en la intersección de las avenidas Ovidio Lagos y Nuestra Señora del Rosario.

La obra, que demandó una inversión provincial de 86 millones de pesos, beneficiará a 100 mil vecinos de la ciudad.

“Esta obra es muy importante y viene a resolver un problema histórico de la zona sudoeste de Rosario, va a mejorar la distribución de agua potable en barrios que siempre han tenido problemas, sobre todo en el verano. El acueducto cuenta con más de seis kilómetros de extensión que va desde la planta de Aguas Santafesinas (ASSA) de Ocampo y Dorrego, y sigue por 27 de Febrero hasta la zona sudoeste. Tiene unos 60 centímetros de diámetro y va a terminar con un problema histórico de la ciudad”, subrayó Lifschitz.
 
“Estos barrios que se verán beneficiados son zonas que hicieron historia con el desarrollo industrial, que fueron creciendo con los años y que siempre tuvieron problemas que parecían que nunca se iban a solucionar. De a poco la ciudad fue progresando. Y nosotros teníamos un plan de desarrollo para Rosario, que incorporaba todas las obras necesarias y a todos los barrios. Los históricos y los más nuevos”, señaló el gobernador.

“Todo ese plan de obra se fue ejecutando a lo largo de varios años. A veces la realidad económica nos permitió ir avanzando más rápido con las obras y a veces tenemos que ir un poco más despacio, pero nunca paramos, siempre fuimos avanzando con las vecinales, con las instituciones, con los dirigentes de los barrios, manteniendo el diálogo y priorizando juntos las obras más importantes”.

“El agua fue un gran tema para muchas zonas de la ciudad, y así fue que empezaron las obras hace unos años con una planta y una toma de agua nueva, después de más de 120 años, que se hizo en Granadero Baigorria, y de allí salió un acueducto que conecta con toda la zona norte de la ciudad”, explicó Lifschitz.

“Y esa gran obra que refuerza la provisión de agua potable de Rosario y el área metropolitana ya empezó a solucionar los problemas. Ahora hay que seguir con ese acueducto y ya estamos licitando el segundo tramo que va a llegar hasta avenida Provincias Unidas y va a resolver casi definitivamente los problemas de agua potable de casi toda la ciudad. Pero nos quedaba el sudoeste, no podíamos seguir esperando a que llegara el acueducto desde el norte y teníamos que buscar una solución más rápida que hoy concretamos”, resaltó Lifschitz.

Por último, el gobernador remarcó que “este acueducto trae la respuesta para más de 100 mil vecinos que se verán beneficiados y estas son obras que se pueden hacer cuando hay un gobierno honesto y transparente que pone los recursos en obras para las ciudadanos, solamente se puede hacer cuando hay un equipo de trabajo que piensa en los barrios, en los sectores populares, en los trabajadores, en la clase media, y por sobre todas las cosas, que piensa en la Rosario del trabajo y de la producción”.

La puesta en marcha del acueducto se transformó al mismo tiempo en una gran celebración para los vecinos, ya que se realizó un festejo popular en el que actuaron “Cumbia te dije”, un grupo formado por empleados de ASSA, y Mario Pereyra y su banda.

La  Obra

Este emprendimiento se suma a las obras de infraestructura que, en el marco del Plan Abre, la provincia y el municipio vienen realizando en 35 barrios de la ciudad.

Con una inversión a cargo del Estado provincial superior a los 86 millones de pesos, el nuevo acueducto es la obra de mayor envergadura que se construyó en el servicio de agua potable en los últimos tres años.

El acueducto mejorará la calidad de vida de los vecinos de una decena de barrios del sudoeste de Rosario, beneficiando en forma directa a 55 mil personas de la zona delimitada por Uriburu, Oroño, arroyo Saladillo y Avellaneda.

Además, optimizará el servicio de agua potable en otras áreas del sur de Rosario mediante el redireccionamiento de caudales, totalizando así 100 mil vecinos con mejoras de provisión de agua potable.

Operación escalonada

El conducto tiene una extensión de seis kilómetros y su traza va desde la estación de rebombeo “C“ de Aguas Santafesinas, ubicada en Dorrego y Ocampo, a lo largo de avenida 27 de Febrero hasta avenida Ovidio Lagos, y por esta arteria hacia el sur, enlazándose a la cañería existente en calle colectora sur de Avenida Circunvalación.

La puesta en marcha se realizará, en primera instancia, abasteciendo en forma directa a la zona delimitada por avenida Uriburu, bulevar Oroño, Avenida Circunvalación y bulevar Avellaneda, beneficiando a los barrios Plata, Las Delicias Centro, Santa Teresita, San Francisco Solano y Fábrica Militar Domingo Matheu.

En los próximos días, la mejora en el suministro alcanzará también a los barrios Tío Rolo, Puente Gallego, Hume y Piamonte, completándose así la zona de influencia directa del nuevo conducto en el sudoeste de la ciudad.