Macri cumple la orden del Departamento de Estado de EEUU: militariza Argentina al estilo México y Colombia.

Gran preocupación por un camino peligroso y que cumple los lineamientos de la política exterior de EEUU para el llamado “Patio trasero”.  Es una clara maniobra para crear conflictos armados en un país que vive en paz desde 1983, con la salvedad de la crisis del 2001. 

Desde que se implementó una medida de tal naturaleza en México (año 2008) murieron más de 100 mil personas, hubo 40 mil desaparecidos y alrededor de un millón de personas desplazadas. Todo ello a parir del momento en que el Ejército tuvo “luz verde para combatir  al narcotráfico”

Mauricio Macri anunció hoy el plan de reforma de las Fuerzas Armadas. El Presidente dispondrá un replanteo en el despliegue de unidades y enviará más militares a la frontera norte para combatir el narcotráfico.

Además, Macri remarcó que las FF.AA. tendrá un rol “fundamental” en “la custodia de los objetivos estratégicos”.

Preocupación en el CELS

Paula Litvachky, directora de Justicia y Seguridad en el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS) manifestó su preocupación por la decisión del presidente Mauricio Macri de realizar una reforma en las Fuerzas Armadas y pidió que este tema “sea seguido por todo el arco político”.

“Lo seguimos con mucha preocupación porque, por un lado, se ha demostrado que implementaciones de este tipo fueron la causal de varias violaciones a los derechos humanos, y también porque significa que no está justificado todo el aparato de seguridad”, expresó Litvachky, en diálogo con el portal web El Destape.

Ante los rumores que indican que la reforma saldría mediante dos decretos advirtió que “es importante que sea seguido por todo el sistema político. Sería muy complicado pasar por el Congreso una ley de este tipo. Por eso surgen estos rumores, lo que evita el debate de todo el arco político”.

“Lo que anuncio el Presidente tiene que ver con lo que se venía hablando, de darle más funciones a las fuerzas de seguridad y con qué límites. Todo esto extendiendo el apoyo logístico, un término que viene siendo muy elástico en las fuerzas de seguridad”, describió la directora de Justicia y Seguridad.

Y sostuvo: “es un claro alineamiento contra las nuevas amenazas, el terrorismo, el narcotráfico, amenazas híbridas a las que dicen que es necesario enfrentar con cierto poderío militar o por lo menos con intervención del aparato de seguridad”, describió la directora de Justicia y Seguridad.

Por otra parte opinó que el Gobierno tiene una “necesidad de reivindicar a las Fuerzas Armadas” y que ante los recientes anuncios del Presidente se abren “incógnitas que se abren en torno como se va a implementar, en que marco normativo”.

 

Fuente: ARN / La Nación / El Destape web / El Ciudadano