Macri sigue sin poder evitar los insultos cada vez que aparece en público

El presidente Mauricio Macri fue insultado este sábado por un grupo de manifestantes cuando salía junto a su hija Antonia de la iglesia del Santísimo Sacramento en Tandil, donde pasa la Semana Santa con su familia

Al salir de la Iglesia este mediodía, Macri fue abordado cuando se subía a su camioneta por un grupo de personas que llevaban carteles en reclamo de la libertad de la líder de la organización social Túpac Amaru, Milagro Sala, y también de que el Gobierno convoque a la paritaria nacional docente.

Entre insultos y reclamos porque se encuentra de vacaciones, el Presidente se retiró del lugar junto a su hija Antonia, manejando él mismo su camioneta y el incidente no pasó a mayores.

El video del momento, que fue publicado por el medio tandilense Eco, muestra además que una de las pancartas decía «Macri pará la mano».

En la iglesia, antes del momento tenso, Macri se reunió con el intendente de Tandil, Miguel Lunghi, y el padre Raúl Troncoso, párroco del lugar. Luego del encuentro, el intendente Lunghi dijo a medios locales que la reunión con Macri fue «amena» y que le agradeció «todas las obras» que se llevan adelante en Tandil con fondos de Nación, aunque también hubo lugar para pedidos, «como por ejemplo, más viviendas sociales».

 

Fuente: Tiempo Argentino

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.