Movistar tuvo que sacar una antena que había instalado sin autorización

La empresa Movistar y la Municipalidad retiraron ayer a la mañana la antena que la firma de telefonía había instalado sin autorización el 21 de mayo pasado en barrio Azcuénaga Sur

El equipamiento había sido colocado sin terminar los trámites de habilitación que requiere la ordenanza que regula la actividad y los vecinos reclamaron la intervención del municipio, que intimó a la empresa.

«Movistar había realizado un pedido de factibilidad que le había sido concedido, pero no había completado los pasos siguientes para obtener la habilitación, por lo que no estaba autorizada para montar la antena», dijo la directora de Habilitación de Industrias, Comercios y Servicios de la Municipalidad, Silvina Mastrobisi.

Antena que desmontó Movistar junto a la Municipalidad
Antena que desmontó Movistar junto a la Municipalidad. Foto: La Capital

La empresa colocó la antena en avenida Pellegrini al 5100 el domingo 21 de mayo a la madrugada. A las 5.30, un camión la trasladó hasta un local donde solía funcionar una mueblería, luego una grúa la colocó sobre el techo y una pluma la insertó en una perforación realizada sobre el material.

A la mañana siguiente, los vecinos se encontraron con el tótem de hierro e hicieron el reclamo a la Municipalidad. Mastrobisi, a cargo del plan Antenas, detalló que para que una empresa sea autorizada a instalar una antena de telefonía en la ciudad debe cumplimentar una serie de pasos. El primero es el pedido de factibilidad, donde se debe detallar la ubicación en la que se planea la instalación de la antena y el municipio debe expedirse al respecto. Si el lugar cumple con lo que requiere la ordenanza, el segundo paso es el permiso de instalación. Luego, se pide la habilitación provisoria y, finalmente, la definitiva.

«La empresa había cumplimentado la primera etapa y se le había otorgado la factibilidad», explicó la funcionaria, quien aclaró que la firma de telefonía nunca comenzó con los trámites que debía hacer a continuación, para el cual contaba con 60 días. «Para el permiso de instalación se requiere de documentación específica que la empresa nunca presentó, por lo que no estaba habilitada para colocar la antena».

Cuando los vecinos de barrio Azcuénaga Sur se contactaron con la Municipalidad para reclamar por la estructura instalada en avenida Pellegrini al 5100, Mastrobisi notificó a la empresa para que desmantelen la antena instalada sin permiso. «Ellos presentaron un plan de desmantelamiento que se cumplió hoy (por ayer) a la mañana», explicó.

Las tareas se iniciaron a las 8 y concluyeron tras dos horas y media de trabajo.

Hace poco más de un año, el municipio ordenó desmontar una antena de telefonía de la firma Personal que tampoco contaba con los permisos necesarios para ser instalada en bulevar Oroño al 5500.

Otro caso

Por la antena de Pellegrini al 5100, el viernes pasado el candidato a concejal por el Frente para la Victoria y abogado, Roberto Sukerman, presentó en el Distrito Oeste 400 firmas de vecinos de la zona para que la estructura fuera removida. El reclamo ya había sido encaminado por Ejecutivo, pero el exedil decidió reforzarlo.

Además, Sukerman representa ante a la Justicia a un grupo de vecino de Anchoris al 1900, en la zona norte, que reclaman para que se desmantele una antena instalada en una esquina donde solía haber una plazoleta y que viola los requerimientos de la ordenanza municipal 8.367/2012 y la ley provincial 1.2362/2004, que establecen la prohibición de colocar los soportes para montar antenas en plazas, parques, escuelas, centros de salud, clubes, instituciones intermedias y terrenos lindantes a los mismos.

Fuente: La Capital

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.