Norte de Europa en crucero: viví el encanto de los países nórdicos

Los paisajes de los países nórdicos tienen una magia especial, y son ideales para conocer a bordo de un crucero. Navegar a través de sus costas promete una experiencia inigualable para cualquier viajero, ya que en sus recorridos se atraviesan zonas de monumentos naturales magníficos como los fiordos, y a la vez se pueden descubrir y recorrer infinidad de pueblos y ciudades portuarias. A continuación presentamos algunos detalles sobre paseos y recorridos por los países nórdicos a bordo de un crucero.

Un crucero paises nordicos puede realizar diferentes recorridos, dependiendo de la duración de los itinerarios y de los gustos de los viajeros. Uno de los puertos más importantes que se suelen visitar a bordo de estos cruceros, es el de la ciudad de Bergen, Noruega. Allí se ofrecen diferentes excursiones, entre las que se destaca un paseo en tren que parte desde Myrdal hasta Flam, atravesando inmensos paisajes de naturaleza virgen. En su recorrido puede verse el majestuoso fiordo Sognefjord entre cascadas, montañas y pueblos pintorescos.

Otra de las paradas que puede realizar un crucero norte europa, es la del puerto de Copenhague. La capital de Dinamarca es una hermosa ciudad, en la cual pueden realizarse distintos paseos y recorridos. Uno de las más significativos es aquel que invita a los viajeros a caminar por todos los enclaves más importantes de la ciudad. En este paseo, los turistas pueden conocer la famosa estatua de la “Sirenita” símbolo distintivo de Copenhague, y recorrer diferentes palacios, residencias reales y oficinas de gobierno.

Los costa cruceros fiordos también hacen paradas en Hamburgo, ciudad ubicada en el norte de Alemania, entre el mar del Norte y el mar Báltico. Allí los viajeros pueden visitar el barrio de Speicherstadt, conocido como el barrio de los almacenes, donde se ofrecen los manjares de la gastronomía local. Además, se pueden apreciar las inmensas y famosas casas flotantes, e incluso concurrir a alguno de sus tantos museos de arte o historia para conocer aún más sobre la cultura alemana.

Para los amantes de la naturaleza, Hellesylt es otro destino que suele visitar un crucero por los fiordos. Se trata de un pequeño pueblo ubicado al sudoeste de Noruega, cuyo puerto era utilizado antiguamente por lo vikingos. Además, este pueblo posee una colina enorme desde la cual se puede disfrutar una inmensa vista del paisaje. También allí se puede conocer el famoso fiordo de Geiranger y la cascada de las siete hermanas.

Helsinki, la capital finlandesa es otro de los puertos más hermosos en los que suelen parar un crucero norte europa. Se trata de una ciudad conocida por su gran patrimonio histórico y cultural. La fortaleza de Suomenlinna es uno de los lugares antiguos más importantes, la misma fue construida sobre seis islas rusas en 1809 y contiene cientos de edificios militares de diferentes siglos. Sin dudas la excursión más elegida es la que ofrece una caminata por toda la ciudad, apreciando sus monumentos y edificios históricos más importantes.