Poli: «En la Argentina no sobra nadie»

El arzobispo de Buenos Aires encabezó el oficio religioso por el aniversario de la Revolución de Mayo, del que participó el presidente Macri. «El deber del Estado es cuidar a los pobres y marginados», consignó

El arzobispo de Buenos Aires y primado de la Argentina, cardenal Mario Poli, dijo esta mañana que «el primer deber del Estado es cuidar la vida de sus habitantes, los débiles, los pobres y los marginados», al encabezar el tradicional Tedeum por el aniversario de la Revolución de Mayo del que participa el presidente Mauricio Macri.

Durante su homilía, Marío Poli sostuvo que «hay que desconfiar de los logros instantáneo y recetas prometeicas». «Este pueblo que todo lo toleró sin perder la esperanza, confiando en la Justicia llegará», expresó.

En ese sentido aseguró que «los cambios sociales y culturales se dan en procesos que demandan tiempos que nos trascienden y se extienden más allá de los períodos de un gobierno y debemos desconfiar de los logros instantáneos».