Recesión: el consumo masivo se derrumbó 11,3% en febrero y acumuló 12,1% en el bimestre

En febrero, el consumo masivo mostró uno de sus peores registros de los últimos tiempos con una abrupta caída de 11,3% interanual, provocando que el acumulado del año ya se registre un derrumbe del 12,1%, de acuerdo con la consultora Focus Market.

Las variaciones son similares para el Gran Buenos Aires como para el Interior, medidas tanto en unidades como en consumo, mediante el sistema Scanntech. La variación de precios interanual de la canasta de cercanía es superior al 51%, en tanto que el acto de compra refleja tendencialmente una menor cantidad de unidades por ticket (4,41 en febrero) lo que habla de un 5,8% menos de productos en cada transacción.

“Esto compone un ticket promedio de $187 frente a los $131 de febrero del año anterior, lo que equivale a decir que el gasto en cada ocasión de compra se incrementó un 43%, además de la reducción de productos antes mencionada”, señaló el titular de Focus Market, Damián Di Pace. Todas las familias continúan con comportamientos negativos, y particularmente las bebidas se convirtieron en la familia de productos que presenta caídas con mayor profundidad, jugando el clima un factor clave en el primer mes del año.

En febrero, el consumo masivo mostró uno de sus peores registros de los últimos tiempos con una abrupta caída de 11,3% interanual, provocando que el acumulado del año ya se registre un derrumbe del 12,1%, de acuerdo con la consultora Focus Market.

Las variaciones son similares para el Gran Buenos Aires como para el Interior, medidas tanto en unidades como en consumo, mediante el sistema Scanntech. La variación de precios interanual de la canasta de cercanía es superior al 51%, en tanto que el acto de compra refleja tendencialmente una menor cantidad de unidades por ticket (4,41 en febrero) lo que habla de un 5,8% menos de productos en cada transacción.

“Esto compone un ticket promedio de $187 frente a los $131 de febrero del año anterior, lo que equivale a decir que el gasto en cada ocasión de compra se incrementó un 43%, además de la reducción de productos antes mencionada”, señaló el titular de Focus Market, Damián Di Pace. Todas las familias continúan con comportamientos negativos, y particularmente las bebidas se convirtieron en la familia de productos que presenta caídas con mayor profundidad, jugando el clima un factor clave en el primer mes del año.

La caída en el consumo masivo es cada vez mayor por la reducción del poder de compra

El 50% de las caídas (variaciones ponderadas) se explican por el desempeño de las Bebidas Sin Alcohol (23,27%), Lácteos (14,81%) y Bebidas Con Alcohol (11,57%). Las sub familias Congelados, Cosmética, Bebé, Guarniciones para copetín, y Cuidado del Hogar presentan contracciones considerables. La baja del consumo masivo se había profundizado en enero, al registrar una variación negativa de 14,39% respecto al mismo mes de 2018, con un aumento de precios del 51,88% en el mismo lapso.

Por la suba de precios en productos de consumo masivo y la fuerte caída del poder adquisitivo, las ventas de los hipermercados cayeron nada menos que un 4% promedio en febrero, en la comparación interanual, un derrumbe mayor al de los meses previos. Desde el sector del retail adelantaron el dato mensual que relevan los propios empresarios, y apuntaron que la caída que se está viendo es ocasionada por una recesión que -según las grandes cadenas- “ya no se puede sostener ni con promociones, bonificaciones ni pagos financiados en muchos casos”.

Más aún, se observa un escenario con nuevos despidos en bocas comerciales para 2019. El plan de Precios Cuidados se renovó hasta el 6 de mayo, aunque con escasez en las góndolas y, según las fuentes, sin “mover la aguja para nada”. Del informe se desprende que los productos de consumo masivo “continúan con comportamientos negativos y particularmente las Bebidas presentan caídas con mayor profundidad”.

Por lógico efecto de los ajustes en tarifas de servicios, transporte y los anteriores y actuales movimientos en el dólar, las compañías industriales que dominan el mercado alimenticio remarcaron sus productos hasta un 15% y sin dar razones a los supermercados, como informó este medio el pasado viernes. El traspaso a góndola se seguirá observando por varios meses.

 

Fuente: Diario BAE