Se adjudicó el nuevo sistema de transporte público a tres empresas

Comenzará a funcionar a principios de 2018. La licitación se dividió en tres grupos. Las firmas adjudicadas fueron El Cacique, de Mendoza, la local Rosario Bus y la estatal MOVI

Este miércoles 13 de septiembre, la intendenta Mónica Fein dio a conocer las empresas que llevarán adelante el nuevo sistema de Transporte Urbano de Pasajeros, el cual se prevé comenzará a funcionar a principios de 2018. Los grupos 2 y 3 quedarán respectivamente en manos de la empresa mendocina El Cacique SA y la local Rosario Bus, mientras que el grupo 1 del pliego licitatorio fue reservado para la Gestión Pública y estará por ende a cargo de la entidad MOVI.

El pliego licitatorio del nuevo sistema de transporte urbano de pasajeros, fue aprobado por el Concejo Municipal en diciembre de 2015.

Más unidades

Se sumarán de esta manera 118 unidades nuevas, para dar lugar a una flota total de 825 vehículos. Eso prevé una sustancial mejora en las frecuencias de circulación, respondiendo así a una de las demandas más reiteradas por los vecinos.

Plazo de concesión

El plazo de vigencia de la concesión será de diez años a partir de la fecha de efectiva iniciación de los servicios y podrá ser prorrogable por dos períodos consecutivos, de 2 años y 3 años respectivamente.

Cómo será el nuevo sistema de tres redes

Entre otras particularidades, el nuevo sistema constará de 3 redes: primaria, secundaria y líneas barriales.

La red primaria estará formada por 9 líneas de alta frecuencia, que circularán a través de los principales corredores de calles y avenidas, con la infraestructura necesaria para alcanzar valores óptimos de velocidad comercial.

Los trazados serán lineales para que resulte sencillo conocer y memorizar los recorridos. Las nueve líneas se compondrán de 2 líneas eléctricas (trolebuses) y 7 de ómnibus convencionales y articulados. Los intervalos promedios oscilarán entre 6 y 8 minutos.

La red secundaria estará conformada por unidades cuyo recorrido empezará y terminará dentro de la misma zona de servicio. En algunos tramos se sumarán a las líneas principales para incrementar la capacidad de dichos corredores.

Estará compuesta por 23 líneas convencionales que buscarán brindar conectividad en los barrios a la vez que los vincularán en forma directa con el área central. Los intervalos promedio están previstos entre 10 y 12 minutos.

Por su parte, las líneas de la red barrial conectarán en forma rápida distintas zonas, sin ingresar al área central, uniendo de esta manera los principales puntos dentro de los distritos. Serán 8 líneas que tendrán intervalos de entre 12 a 15 minutos.

 

Fuente: Municipalidad de Rosario