Se hará intercambio de semillas con una feria en plaza Suecia

Agricultura Urbana. Será este domingo de 8.30 a 13.30 en Oroño y Rivadavia para difundir el cultivo agroecológico de hortalizas, verduras, y plantas medicinales y preservar su diversidad genética

Como parte de su programa de Agricultura Urbana, la Municipalidad organizó una Feria de Semillas que se desarrollará este domingo 6 de mayo de 8.30 a 13.30 en plaza Suecia (Oroño y Rivadavia) en el marco de las políticas locales para promover la vida saludable y sustentable a través del cultivo agroecológico de hortalizas, verduras y plantas aromáticas y medicinales.

Esta Feria de Semillas propone a las rosarinas y rosarinos conocer e incorporar un modo de producción y consumo amigable con el medio ambiente y beneficioso para la salud. La propuesta es poner en valor el trabajo de los huerteros y campesinos que cultivan en pequeños espacios y conservan los conocimientos sobre estas semillas ancestrales.

En la feria (que en caso de lluvia será reprogramada) se dará lugar al madrinazgo y padrinazgo de semillas, proyecto que se realiza desde el año 2008, a fin de generar compromiso con la reproducción y cuidado de las plantas, intercambio de semillas entre los participantes, entrega de kits de semillas de estación y exposición de verduras y frutos.

Rosario pionera en la preservación y cuidado de semillas

Desde hace más de 25 años un grupo de huerteras en el marco de la Agricultura Urbana cultiva y cuida simientes en el Banco de Semillas Ñanderoga, considerado patrimonio colectivo local y regional.

Rosario Cultiva Diversidad

Con estas actividades se busca preservar la diversidad de especies y variedades de plantas que son la base para una alimentación, medicina y agricultura segura, saludable y variada, ante situaciones como el cambio climático y grandes epidemias o plagas que afecten a los cultivos predominantes.

Además, estas especies y variedades forman parte de nuestro patrimonio-herencia agrícola, gastronómico y cultural, en algunos casos ancestrales (de pueblos originarios), por lo que de este modo también se rescata y revaloriza la diversidad biológica y cultural de los territorios y los pueblos.

Madrinazgo y padrinazgo de semillas

Se trata de una herramienta estratégica, que consiste en confiar las variedades de semillas a las madrinas y padrinos, organizados en una red de intercambio. Ellos adaptan y mejoran estas semillas de distintos orígenes geográficos y culturales en función de las condiciones locales de clima, suelo, manejo agroecológico y del gusto de los consumidores.

Luego estas semillas son destinadas al libre intercambio con otras personas y organizaciones para mantener estas especies y sus variedades y evitar su extinción. Asegurando de este modo el acceso de las semillas como un derecho humano básico y fundamental para la seguridad y soberanía alimentaria de la población.

Actualmente, más de 350 huerteros/as, yuyeros y otros 600 actores de la sociedad, como profesionales de la salud, consumidores, vecinos y agricultores se responsabilizan del cuidado, reproducción y multiplicación de variedades vegetales generando un espacio de construcción colectiva de Diversidad Biocultural en huertas, parques huerta y jardines.