Secuestraron y torturaron a una docente bonaerense

A una maestra de una escuela de Moreno, cerrada en protesta por la muerte de otros dos docentes, la secuestraron y le grabaron en el abdomen con un punzón afilado “Olla no”, por la olla popular que mantienen para darles de comer a los alumnos. El sindicato hizo responsable al Gobierno por la seguridad de los educadores.

Una docente del CEC 801 de Moreno fue secuestrada, golpeada, introducida en el baúl de un auto, donde las tres personas que la atacaron le escribieron en el abdomen, con un punzón, en un claro acto de tortura: “Ollas no”. La leyenda alude al trabajo que vienen realizando los docentes, en esa escuela, para dar de comer a los alumnos y realizar en las plazas del barrio clases al aire libre porque los colegios de la zona están cerrados en repudio a la muerte Sandra Calamano y Rubén Rodríguez. Antes del secuestro de la docente, en la escuela se habían recibido amenazas de muerte, una de ellas señalando que los educadores que participan de las actividades iban a aparecer en el cementerio de Moreno. A Corina de Bonis, le pusieron una bolsa en la cabeza para que no pudiera identificar a sus captores, informó anoche en conferencia de prensa el Suteba, encabezado por su titular, Roberto Baradel. “Tenemos que parar a estos torturadores”, advirtió.

La mujer, acompañada por su esposo, sigue internada en el Hospital de Moreno y hoy se realizará una marcha para repudiar el hecho. La gobernadora María Eugenia Vidal repudió el hecho y dijo que se cruzó “un límite”.

El ataque a de Bonis ocurrió a las 5 de la tarde, en pleno día, cuando ella se dirigía a su domicilio. Otras dos docentes de la zonas recibieron amenazas durante toda la semana.

Fuente: Página 12